Neuquén 8300
+299 4434340
sejun.nqn@gmail.com

¿Quién es German Garavano? – REPUDIO DEL SEJUN ANTE SU PRESENCIA EN LA CIUDAD JUDICIAL

Sindicato de Empleados Judiciales de Neuquén

¿Quién es German Garavano? – REPUDIO DEL SEJUN ANTE SU PRESENCIA EN LA CIUDAD JUDICIAL

Quien inauguro por enésima vez las instalaciones de la Ciudad Judicial de Neuquén el viernes pasado, no es un ilustre vecino, tampoco un honorable ministro de la República; muchísimo menos una eminencia jurídica.

German Garavano representa (junto a otros ministros macristas) al más puro neoliberalismo; no solo en su faceta económica, sino todo lo que conlleva este movimiento, esto es, el individualismo más salvaje y la anulación total de todo aquello que signifique o implique el más mínimo proceso colectivo.

Es por ello que no debe resultar extraño que Garavano fuera el máximo defensor de la doctrina “Chocobar”; así como tampoco debe parecer como ajeno el hecho de que la cartera de Derechos Humanos haya bajado de categoría respecto a anteriores gestiones, y mucho peor, que haya desaparecido literalmente de la parte acusadora en todos los juicios de lesa humanidad que continúan desarrollándose en el país.

Asimismo, Garavano fue la voz más cínica en el caso Maldonado y en el fusilamiento de Rafael Nahuel, quien acuso a las familias de victimas de entorpecer la investigación, cuando es el Poder Ejecutivo nacional quien sembró de pistas falsas, desvió la investigación, protegió a las fuerzas de seguridad y persiguió a los pueblos originarios.

El ministro nobel es el abanderado del PLAN 2020, un plan que tiene como fin publico lavarle la cara a la administración de justicia, pero que en realidad se trata de un proyecto neoliberal que no hace más que seguir abriendo la brecha en el pueblo y el poder judicial. Un plan que tiene como meta la abolición del movimiento sindical judicial, la eliminación de los convenios colectivos de trabajo (como el caso de los compañeros cordobeses actualmente) y la creación de agentes/robots en reemplazo de los trabajadores judiciales.

Garavano, como buen neoliberal, es individualista por naturaleza, por eso no le importan las causas sociales o los reclamos de justicia por parte de las familias de victimas como Sergio Avalos o Daniel Solano; para el neoliberalismo la regla es la cultura del descarte, la de la fabula del éxito por el merito propio, la de la gran mentira de que todos somos iguales ante la ley.