Neuquén 8300
+299 4434340
sejun.nqn@gmail.com

Declaración del Sejun ante los comunicados del Colegio de Abogados

Sindicato de Empleados Judiciales de Neuquén

Declaración del Sejun ante los comunicados del Colegio de Abogados

DECLARACION del SINDICATO DE EMPLEADOS JUDICIALES DE NEUQUEN
El Sindicato de empleados Judiciales de Neuquén (S.E.Ju.N.) ante al pedido formulado por el Colegio de Abogados de Neuquén, imputándonos responsabilidades por el irregular funcionamiento del Poder Judicial, DECLARA:
Que no reconoce autoridad moral alguna a la entidad que dice representar a los abogados de Neuquén porque su actitud, frente al descalabro financiero, institucional y operativo que vive el Poder Judicial de esta provincia, HA SIDO LA DE MANTENER UN PERMENENTE Y COMPLICE SILENCIO.
COMPLICES DEL DESCALABRO DEL PODER JUDICIAL
Ante la reforma procesal en los fueros penal y civil, que sirvió para que la Justicia Neuquina se convierta en un seguro de desempleo de abogados, y que produjera la creación indiscriminada y absolutamente innecesaria de cargos, con el consecuente daño a la ya desastrosa situación económica y financiera que atraviesa el Poder Judicial, JAMÁS denunciaron esta situación irregular llevada a cabo con la necesaria COMPLICIDAD de esa entidad.
Nada dicen del incumplimiento de la legislada “Autarquía financiera” del Poder Judicial neuquino, de su desfinanciamiento crónico que se traduce en una pérdida de independencia y de atrofia en lo funcional notable en actuales circunstancias. Este silencio ya nos ATURDE.
SOLIDARIDAD DE PALABRA
Tampoco se los ve organizando actividades solidarias con la comunidad para justificar ahora su inquietud respecto de la crisis que vive el país. Muy por el contrario, ocultan a sabiendas la legislación de honorarios que permite una verdadera exacción ilegal a quienes demandados por ínfimas sumas por impuestos y tasas no pagadas, deban soportar regulaciones de honorarios inverosímiles que en algunos casos superan las quinientas veces el magro capital reclamado.
Este proceder pone de relieve los profundos pensamientos democráticos que reflejan en el comunicado.
DESAPEGO A LAS LEYES
Advertimos a los letrados firmantes que en el país y la provincia rige la CONSTITUCIÓN NACIONAL que consagra el derecho de huelga que implícitamente cuestionan con su actitud.
Que asistimos a un estado de “emergencia sanitaria” y no a un “estado de sitio” y el derecho a la vida está por encima de todos los demás.
También les hacemos saber que seguiremos luchando para proteger a nuestros representados del peligro de vida que hoy los acecha, aunque algunos de sus representados y alguna funcionaria judicial, digan alegremente desde las nieves del Chapelco que “la pandemia no existe en Neuquén”.
Hemos denunciado a diario las irregularidades del sistema de protección contra el virus que el TSJ lleva adelante improvisadamente y tarde, con las consecuencias que todos conocen. Hoy tenemos mas de 20 contagios en nuestros compañeros, compañeras, funcionarios y funcionarias que desde un principio asistieron muchos de manera “voluntaria” aún quienes se encontraban exceptuados por el Decreto Nacional.
También “voluntariamente” pusimos los recursos y las infraestructuras particulares, nuestros hogares y el tiempo familiar, todo ello, sin cobertura legal ni de seguridad mínima alguna a un teletrabajo no regulado conforme lo estipula toda la biblioteca jurídica.
Nuestra lucha también intenta que la Ley 2670, de Convenciones Colectivas de Trabajo que rigen el sector sea aplicada de una buena vez y ser convocado el Sindicato y aplicada para poner fin a las arbitrariedades funcionales del TSJ.
Nada dicen estos abogados “críticos” respecto a los derechos y valores que la sociedad toda debe respetar, comenzando por ellos lógicamente.
Históricamente intentan colocar como “enemigos del pueblo” a quienes se ven obligados a reclamar el cumplimiento de las leyes ante quienes deberían ser garantes de ella.
No es la primera vez y no será la última que ocurre en Neuquén.
Quisiéramos poder trabajar con garantías y derechos que son sistemáticamente desconocidas por nuestra patronal a quien en forma indirecta estos abogados apoyan porque silencian a la sociedad el incumplimiento de múltiples obligaciones en el Poder Judicial.
Señores del Colegio de Abogados de Neuquén, las medidas de acción directa que llevamos adelante no son en contra del pueblo de la provincia y los justiciables como aviesamente y cínicamente se consigna, muy por el contrario, apostamos a que el servicio se regularice garantizando a magistrados, funcionarios y empleados, condiciones dignas y seguras de desenvolvimiento de la tan grata tarea diaria que desarrollamos en toda la provincia con situaciones en nuestro interior realmente de abandono total, donde aún se trabaja en los Juzgados de Paz de una manera inconcebible.
Extraña que el Colegio de Abogados asuma en estos momentos una súbita empatía y representación de los sectores más vulnerables de la sociedad neuquina, cuando jamás lo hizo, y jamás se preocupó por la dura realidad económica, social y política de nuestra querida provincia.
Nos sorprendería gratamente que esta abrupta preocupación y sensibilidad se vuelva más real y concreta y brinden ayuda presencial y económicamente a miles de merenderos de esta ciudad dejando de lado sus análisis medulares inconducentes.
Prueben en abandonar sus fastuosas dependencias que nada tienen que ver con la realidad de muchos abogados y abogadas que hoy sufren por la indiferencia de una casta dirigencial de ese Colegio, que ignora las necesidades primarias de sus afiliados.
La preocupación de llenar cargos expectantes en el Poder Judicial y apoyar medidas represivas les impiden ver una realidad que los rodea.
Ustedes poco hacen por sus representados, por ello, les desconocemos autoridad moral alguna para descalificar nuestros legítimos reclamos laborales.
TRABAJEN
Vale la pena indicar también que producto del “desopilante jolgorio” de designaciones de abogados en la planta del Poder Judicial, se tornaría innecesaria la preocupación por nuestras actividades y sería oportuno la sugerencia al TSJ de que la infinidad de abogados que deberían estar en funciones efectúen las tareas que tanto los preocupan y angustian.
Anhelamos sentidamente que se sujeten a la legalidad, a los dictados de la Constitución Nacional y la legislación vigente respetando el derecho de huelga, y nos sorprendería gratamente que la política de silencio cómplice que lleva ya mucho tiempo con los desaguisados que a diario se cometen en el Poder Judicial se termine y que esos hechos sean denunciados con el mismo sentimiento y amor por el pueblo neuquino, porque mientras esto no ocurra seguirá teniendo una interpretación concreta e inevitable: complicidad con aquellos que han determinado que los trabajadores vuelvan a ser siervos de la élite, a lo cual nos opondremos siempre.
LA CRITICA SIN EJEMPLOS SUENA A HIPOCRECÍA
Para criticar hay que dar ejemplos y el Colegio de Abogados de Neuquén hace largo tiempo que no lo hace.
Respeto a las instituciones y no mecanismos aviesos que solo consolidan la injusticia social que vive el país en general y los trabajadores en particular.
La hipocresía no es una buena consejera para afrontar el enorme desafío que la sociedad toda tiene hoy, entonces, somos quienes queremos cambiar la situación económica y laboral que nos rodea.
La represión y el seguimiento de políticas neoliberales han demostrado que no son solución para los nuevos problemas que enfrentamos, solamente con el diálogo y el respeto de los intereses de todos los sectores podremos salir de esta pandemia mejores.
Es por ello que seguiremos luchando por mejorar la vida de nuestros representados tanto en lo económico como en lo social y laboral. Pero también exigiendo a los representantes de los distintos poderes del Estado, que asuman su responsabilidad completa en estos tan duros momentos que nos tocan vivir.
Estas críticas vertidas por su Colegio, realmente nos tienen sin cuidado y así lo manifestamos.

NEUQUÉN, 27 de Setiembre de 2020.-